Facebook Twitter Google +1     Admin

NI,ZU TA BIOK.El caso Laffage,entre el dolor y la evidencia de un fallo en el sistema judicial y la sociedad.

20101027153529-yllanes-nagorelaffage-1.jpgMAUDILI PRIETO
Me ha llegado la notícia de que el Tribunal Supremo español,más especializado en otras materías como as ilegalizaciones abertzales que no en la que trataré,estudiará nuevamente el caso de la muerte de la joven irunesa Nagore Laffage,ya que ha desestimado la oposición de la Fiscalía a revisar la pena.Según han informado desde Radio Euskadi,el máximo órgano judicial español "ahora se estudia la posibilidad de modificar la pena e Yllanes podría enfrentarse a 20 años de prisión por un delito de asesinato y daremos nuestra resolución el 25 de noviembre". Conocida la decisión judicial,la madre de Nagore Laffage,Asun Casasola, ha afirmado que espera que el Alto Tribunal vea que lo sucedido porque "como he seguido diciendo en todos estos años, Nagore fue asesinada. El jurado popular no quiso implicarse, pero las pruebas están ahí", ha añadido en declaraciones a la radio pública vasca.Ante esta notícia,quiero hacer una reflexión con todo el respeto al amor de una madre,comprensible,respetable y,sobretodo,a tener en cuenta socialmente,y la evidencia de un fallo en el sistema judicial con las normas sobre violencia de género y la realidad social.Y este debate no parte del juicio en la audiencia navarra,sino del día de San Fermín de 2008.Ese día, la policía encontró el cuerpo sin vida de Nagore en Orondritz. Según la investigación,su presunto asesino estranguló a la joven en un piso del barrio iruindarra de Iturrama,en el que le cortó un dedo para dificultar su identificación y enterró el cuerpo entre plásticos en el paraje de Orondritz.Aún así, el cadáver fue descubierto ese mismo día por varios vecinos del valle. Horas después del arresto, Yllanes fue detenido por la Foruzaingoa, y reconoció la autoría del crimen ante la juez de instrucción número 2 de Aoiz. La juez decidió enviarle a prisión para evitar "un riesgo de fuga alto". Las investigaciones del cuerpo Foral determinaron que "no existía relación alguna entre Laffage y José Diego Yllanes antes del de 7 de julio de 2008". De hecho, no ha hallado ningún contacto entre ellos, ni llamadas telefónicas, ni SMSs ni correos electrónicos.Justamente es aquí donde planteamos la cuestión jurídica,el fallo social y la paradoja de la sentencia hecha y la reclamada por la madre de Nagore,ya que los agentes de la policia navarra sitúan el mismo 7 de julio de 2008 el primer contacto entre ambos, en la calle Pedro I de Iruña, donde Yllanes habló con tres amigas de la víctima y así consta dicha acción mediante las imágenes de los dos jóvenes dirigiéndose al piso de Sancho Ramírez. Con estos elementos en la mano,el juez condenó a 12 años y medio de cárcel a Yllanes por la muerte de la joven, con el agravante de "abuso de superioridad". El jurado popular determinó que Yllanes era culpable de homicidio, pero no de asesinato, lo que generó gran polémica en sectores feministas incluso con la participación gubernamental vasca.En la sentencia se contemplan los atenuantes de reparación del daño y embriaguez leve, aunque se desestiman los de arrebato y confesión del delito, que también habían sido tenidos en cuenta por el jurado.Con todos estos elementos en la mano,que menos que decir que la indignación de la madre de Nagore es lógica.Es real.Pero me cabe una reflexión no a la madre de Nagore,sino a todas esas personas que apoyaron la lucha de la madre de Laffage:¿Nagore no pudo ser quien quiso el rollo de una noche que,lamentablemente,le salió caro?.Lo que es indudable es que Yllanes merece un castigo más que serio,más que contundente,que no es más que un niño bien de la clase alta navarra que se cree por encima del bien y del mal,pero ¿Nagore no vio que este pijo de tres al cuarto estaba algo colocado?¿Qué obligación tenia Nagore de acompañar a su casa a este tío si se acababan de conocer?¿No sería que Nagore vio algo interesante en él que le impulsó a ir a su casa y allí es donde perdió los papeles este niñato?.El debate está ahí.La indignación de Asun Casasola ante lo sucedido es lógica,pero no debe olvidar que para asesinar debía haber el siguiente ingrediente por la causa con alevosía,que consiste en el empleo de medios, modos o formas en la ejecución que tiendan directa y especialmente a asegurarla,sin riesgo para el agresor que proceda de la defensa que pudiera hacer la víctima o con la búsqueda consciente de que el delito quede impune.También se consideran aquellos en los que se aprovecha la particular situación de desvalimiento e indefensión del agredido, cuando la ejecución es súbita e inesperada, por sorpresa, o cuando se hace mediante acechanza, apostamiento, trampa, emboscada o celada.La sentencia ya habla de abuso de superioridad,pero dentro del homicidio.Nagore fue a casa de Yllanes a lograr el rollo de una noche porque le deslumbraron las luces de neón de lo que no era nada más que un pobre diablo protegido por su aita.La sociedad debería enseñar a las mujeres a respetarse más como personas y no ir detrás de lo que deslumbra.Así se creó y mató el ministerio español de Igualdad,la ley de Violencia de Género va dando bandazos sin recursos mientras sube el numero de victimas y la gente aplaude a todas aquellas que se acuestan con Jesulín o van a "Hombres,Mujeres y Viceversa" de nuestra donostiarra Emma García.Estoy de acuerdo con Casasola que el castigo a Yllanes debía ser más amplio por la crueldad de cortar un dedo o de intentarla perder en el valle de Erro,pero de ahí a hacer a Nagore una santa en los altares,para la justícia,debe haber un trecho.Solo se juntaron el hambre con las ganas de comer y el jugueteo costó caro.Es la evidencia de que es un caso situado entre el dolor humano,el fallo en el sistema judicial en el momento de determinar estos temas,con o sin jurado,y una sociedad que ha hecho lo fácil atractivo y el esfuerzo del día a día denigrante.
27/10/2010 15:35. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

orain



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris