Facebook Twitter Google +1     Admin

EL CASO MILLET HUNDE PROFUNDAMENTE EL CATALANISMO Y ALEJA A LA SOCIEDAD VASCA DEL ESPEJO CATALÁN

20091022085520-h515-bodamillet2.jpgEl hastío ha llegado a Euskalherria.¿Cómo?.Llega cuando el sailburu socialista Arriola dice que el accidente de Euskotren en Lezama fue un “tema físico” del conductor sin dar mayor detalle,llega cuando deben salir los alcaldes de la costa bizkaitarra para defender el Alakrana cuando Madrid discute si un niñato somalí es mayor o menor de edad sin saber que hacer,pero dándole de comer (y,en éstas,desesperando las famílias) y llega cuando existe una batalla entre Lakua y el nagusi bizkaitarra José Luís Bilbao para decidir si San Mamés Barria (tema destacado en Kirolberri) se financiará con dinero llegado desde Eusko Jaurlaritza para el proyecto si éste “abre más el estadio del Athletic a usos más públicos”.Vamos,hasta el aburrimiento más absoluto.
Pero,si buscamos distracciones,debemos ir a Barcelona,a que nos quede claro que no debe pacto con los catalanes.Ya lo efectuó el PNV apoyando los presupuestos españoles a cambio del blindaje del concierto económico.Que CIU y ERC se busquen su dinero.Y hablando de buscar dinero:la distracción del circo de Félix Millet.Resulta ser que,según informan los compañeros de “El Periódico de Catalunya”, los seis convenios que la Fundació Ramon Trias Fargas firmó con la Associació Orfeó Català en 1999, 2002, 2003. 2005, 2006, 2007 y con la Fundació Orfeò Català-Palau de la Música en el 2008 ocupan solo una página y comprometen a la plataforma convergente a llevar a cabo un programa de actos excesivamente inconcreto. Fèlix Millet, en nombre del Orfeó, con el propósito de «contribuir económicamente al desarrollo de las actividades de la fundación convergente en el ámbito musical», destinó 630.000 euros en ese periodo a la fundación que manejan los socios europeos de los jeltzales. Los convenios de los ejercicios del 2005, 2006 y 2007, los firmó todos Fèlix Millet como «representante» del Orfeó Català. Por parte de la Trias Fargas, el del 2005 lo firmó el administrador de la entidad, Carlos Torrent, ya fallecido. Los acuerdos del 2006 y el 2007 llevan la firma de Daniel Osàcar, administrador de la fundación y responsable de Finanzas y administrador de CDC desde el 2005,hecho que significa que la cúpula nacionalísta,bien sea en el gobierno catalán como en la oposición,juguetearon con un Millet que se burlaba de todos.Los textos de cada convenio son prácticamente calcados. La Trias Fargas afirma año tras año que continuará desarrollando «una serie de actividades destinadas a difundir entre capas populares tanto la música como los compositores catalanes, con independencia de estilo y géneros, tal y como inició en 1999», punto de partida de todos los convenios.El documento continúa con el «plan de actividades» previsto por la fundación nacionalista, con la advertencia de que «en todo caso siempre serán consensuadas con el Orfeó». Varios miembros de la junta directiva del Orfeó,sin embargo,aseguran que “nunca se discutieron esos planes en ese organismo” y que, además, “desconocíamos incluso la existencia de los convenios”.
Pero la mentira encubierta de catalanísmo llega a convertirse en vertedero cuando el plan del 2005 dice que la organización de actos para dar a conocer los músicos catalanes contemporáneos, incidiendo en su aportación al hecho nacional catalán; un acto cultural que será definido conjuntamente entre el Orfeó y la FRTF y que se celebrará en septiembre; y la publicación en el ámbito de la colección Recensió, servei de lectura, publicación periódica de la FRTF, el análisis crítico de dos libros sobre música catalana.Más humillación para el catalanísmo no podía haber. Para esos fines, por ejemplo, Millet transfirió ese año 120.000 euros a la fundación convergente,pero en la memoria de la Trias Fargas del 2005 no consta ningún acto musical en septiembre.
El convenio del 2006 repite prácticamente el mismo texto, con la diferencia de que ya no se concreta el mes en el que debe celebrarse el «gran acto cultural», y se cambia la crítica de libros por unas «jornadas de debate sobre la incidencia del canto coral en la gente mayor como herramienta de relación y participación ciudadana». Ese año, la Trias Fargas recibió 60.101 euros. En la memoria de actividades de la entidad convergente solo consta como actividad musical del 2006 la «colaboración con el octavo Concurso Internacional de Canto Jaume Aragall».Y en el 2007,fotocopian la del 2006,suben 30000 euros y ni siquiera el acto de Aragall se repite.

CONVERGÈNCIA INTENTA SALVAR LA CARA
Convergència, tras conocer que se harían públicos los tres de los convenios con la Fundació Orfeó Català que hasta ahora la dirección del partido se ha negado a mostrar a la prensa, decidió realizar diversas puntualizaciones sobre los mismos. La primera, precisamente, recordar que la negativa a mostrarlos afectaba solo a los medios de comunicación, pues ya el pasado 2 de octubre, cuando el secretario general adjunto, Felip Puig, reveló su existencia y cuantía, se mostró dispuesto a llevar una copia a los nuevos gestores del Palau de la Música si no los encontraban en las dependencias de la histórica institución. En cualquier caso, y ante todo, la formación nacionalista destaca que hoy por hoy esos convenios no son parte del proceso del caso Millet.
Las puntualizaciones prosiguen. «Los convenios existen y su contenido siempre es cultural», afirmó un portavoz de CDC. Algún adversario político había puesto en duda incluso su existencia. Existen y –prosiguen las mismas fuentes de CDC– todos los pagos fueron siempre declarados en los estamentos correspondientes. Dicho en lenguaje llano, no hay dinero negro.De los convenios tenían constancia Hacienda, la Sindicatura de Comptes y la Conselleria de Justícia, destacó también CDC. Pero para Convergència el acento más importante de la polémica de los convenios es que el juez ha decidido hasta ahora dejar fuera del caso judicial los convenios.Convergència acepta como remota la posibilidad de que los auditores del Palau puedan cuestionar la validez de los convenios. No sería, en opinión de CDC, porque se cometió algún error, imprudencia o negligencia por parte de la Fundació Ramon Trias Fargas. Podría caber, como mucho, la posibilidad de que Millet no tuviera capacidad legal de firmar los documentos porque, por ejemplo, no tenía autorización de la junta para hacerlo. «Creemos que no es el caso», añadió el mismo portavoz. ¿Y en caso de que así fuera? Entonces, Convergència analizaría lo sucedido y debería tomar una decisión sobre qué hacer. Devolver el dinero es una hipótesis que días atrás sugirió con la boca pequeña el presidente de CDC, Artur Mas.

¿MILLET ENTRE REJAS?
La fiscala superior de Catalunya, Teresa Compte, flanqueada por tres subordinados –los dos encargados del proceso y el que interpuso la querella–, compareció para explicar que no están conformes con la decisión tomada por el juez Juli Solaz de no encarcelar a Fèlix Millet, y su mano derecha, Jordi Montull, y que la ley permite decretar la prisión. «La ley no es automática, deja margen de ponderación al juez», dijo la fiscala superior, por lo que no hace falta cambiar la legislación para acordar la prisión.
La acusación pública insistirá en su exigencia ante la Audiencia de Barcelona y presentará un recurso contra el auto del juez. Los fiscales evitaron evaluar cómo está llevando el proceso el magistrado, pero explicaron que, tras el registro del Palau, el 23 de julio, intentaron que se tomaran medidas contra los imputados y que se apartara de su cargo a los aún entonces responsables, que después dimitieron. Como respuesta recibieron un «no» tras otro «no».Lo que es evidente es que la fiscalía quiere corregir un error grave que cometieron,pero ello no ha dejado de provocar una guerra con el juez Solaz.

SOCIEDAD CIVIL Y CATALANISTAS ENROJECIDOS
La situación creada por Millet ha dejado al catalanismo con una herida muy grave.Mortal se diría.Y es que los líderes de CIU y ERC,como el consejero comunista de Interior o la líder del PP catalán como la presidenta y promotora de la Fundació Olof Palme,la socialista Anna Balletbó, pidieron la Creu de Sant Jordi para Millet,cruz que ahora pretende recuperar el presidente socialista Montilla.Este hecho ha provocado saltar declaraciones contra aquellos “catalanistas de pro”.La primera ha sido la crítica del presentador Javier Sardá,diciendo que está “harto” de la “crosta catalanista de TV3”,la segunda por parte del opositor al presidente del Barcelona,Oriol Giralt,que acusa a Laporta de “hablar el castellano a sus hijos cuando luego va de patriota”,la tercera que ERC se ha visto obligada a ceder en la concesión de un canal TDT al presidente de la Generalitat Valenciana,Francisco Camps,para garantizar que TV3 llegue al País Valenciano y la cuarta,el anuncio a bombo y platillo de la ley del cine en Catalunya,que garantiza el 50% de los doblajes en catalán,pero que,por fechas,puede ser imposible y por las grandes productoras americanas incumplida con la ley en la mano “porque,¿Qué es Catalunya?”.Y la última en la frente:Millet hizo todas las facturas de las bodas de sus hijas en castellano,excepto las que emitió el propio Palau.Menos mal que el hermano de Millet se avergüenza de “la enfermedad” que padece.

22/10/2009 08:55. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

orain



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris