Facebook Twitter Google +1     Admin

LABURREAN.ENTRE GAZTESAREA,EGUNKARIA Y MIKEL ASTARLOZA

La Audiencia Nacional española no tiene bastante y siempre debe ser protagonista de algo.En estos días,lo ha sido en Euskalherria.En primer lugar,Iker Acero, Alberto Martínez y Arkaitz Artola, detenidos el miércoles en la operación policial contra Gaztesarea, han comparecido hoy en la Audiencia Nacional española. El juez Fernando Andreu ha acordado dejarles en libertad con la obligación de que se presenten cada quince días en el juzgado como imputados por un delito de "colaboración con organización terrorista".
Andreu ha adoptado esa decisión en contra del criterio de la Fiscalía, que había solicitado prisión incondicional para Iker Acero y Alberto Martínez, mientras que para Arkaitz Artola había pedido libertad bajo fianza de 5.000 euros.Por su parte, el Ministerio Público les acusa de financiar a Segi a través de sorteos y venta de artículos.El titular del Juzgado Central de Instrucción 4 sostiene en su auto que "sólo puede privarse de la libertad al imputado" cuando existe "un riesgo objetivable de nuevas infracciones penales", lo que en su opinión no ocurre en este caso, "aun cuando los hechos que se investigan continúen revistiendo los caracteres de delitos y existan indicios de criminalidad contra los detenidos".Por esta situación,el movimiento juvenil convocó una manifestación para el próximo 7 de agosto en Donostia, bajo el lema "Sistema eta errepresioaren aurrean... Ekin dezagun batera!"
Por otra parte,el caso Egunkaria,del cual esta revista digital siempre ha estado solidarizada en este caso.Las cinco personas que permanecen imputadas en la causa contra «Euskaldunon Egunkaria» -Joan Mari Torrealdai, Martxelo Otamendi, Xabier Oleaga, Txema Auzmendi e Iñaki Uria- comparecieron ayer en el Parque Martin Ugalde de Andoain para valorar la resolución por la que la Audiencia Nacional española ha decidido celebrar juicio en su contra. Junto a ellos estuvo Pello Zubiria, que ha quedado excluido del proceso al igual que Xabier Alegria, en prisión por el sumario 18/98.Torrealdai fue el encargado de dar lectura a una declaración en la que no ocultó que albergaban esperanzas de que el caso fuera finalmente sobreseido y que han recibido un severo varapalo con la decisión del tribunal especial.Hizo alusión a que en la vista oral, celebrada el pasado 23 de junio en el tribunal especial, los abogados «dieron una lección magistral» en la defensa y que hasta el propio fiscal se posicionó a favor del archivo definitivo del caso, yendo aún más lejos que cuando pidió el sobreseimiento provisional. En cuanto a la acusación ejercida por las asociaciones ultraderechistas, recordó que no exhibieron «argumentos sólidos» y que se percataron del «riesgo fehaciente de sobreseimiento».Torrealdai valoró también el hecho de que juristas «con visión progresista» les dijeran que el caso era «insostenible en la jurisprudencia democrática». Dijo que eso contribuyó a incrementar sus esperanzas, ya que todos esos factores son «indicadores fiables en los regímenes democráticos comunes», aunque «por lo visto no en Madrid».Los imputados lamentaron que sus «peores previsiones se van cumplimiento inexorablemente» y que, tras «seis largos y calamitosos años, quieren ahora obligarnos a agacharnos en el banquillo de los acusados». Añadieron que el «cumplimiento de las peores previsiones» les lleva a pensar que «alguna sentencia condenatoria habrá» y que «sea cual sea la condena, no será un buen final para el caso Egunkaria», porque «la brutalidad» cometida hace seis años «sigue vigente».«Nos han vuelto a demostrar quién conserva el mando y que el espíritu de 2003 sigue al menos tan vigente como entonces, y que nadie ha desertado de él. Que la fuerza de la acusación no reside en los argumentos, sino en el poder», sentenció Torrealdai en su lectura.«Sí somos culpables -asumieron-, y lo decimos con orgullo, culpables de impulsar el euskara, la cultura vasca, los medios de comunicación en euskara... pero no somos culpables de pertenecer a ETA».
Recordaron también que sigue abierta la pieza económica de la causa, por la que se piden las penas de prisión más elevada: 184 años y 235 millones de euros para los ocho encausados.Por todo ello, apelaron a la solidaridad de la sociedad vasca «que nunca nos ha abandonado», para que «siga estando a nuestro lado, especialmente ahora que nos hallamos definitivamente en capilla con vistas al juicio. No sabemos el efecto que causará en la Audiencia Nacional que la sociedad vasca manifieste con energía sus reclamaciones, pero el no hacerlo tendría un efecto demoledor para el caso».
Finalmente,y ya en capítulo de Kirolak,destacar que La Unión Ciclista Internacional (UCI) señala en un comunicado que ha informado a Mikel Astarloza de que ha sido suspendido provisionalmente, después de que el organismo internacional haya recibido un informe de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) según el cual el corredor pasaitarra dio positivo por EPO en un test de orina efectuado el pasado 26 de junio fuera de competición.La UCI señala que el informe del laboratorio de Madrid se recibió ayer y que la suspensión estará en vigor hasta que una comisión nombrada por la Federación Española de Ciclismo decida si Astarloza "ha cometido efectivamente una infracción" del artículo 21 del reglamento antidopaje.
Esa comisión deberá adoptar una decisión sobre la sanción que habría que aplicar al ciclista vasco, lo que podría conllevar su descalificación de todas las carreras en las que ha tomado parte desde que se le realizó el test de orina el 26 de junio, según la UCI.Euskaltel-Euskadi ha emitido un comunicado en el que muestra su apoyo a Astarloza, que "se ha declarado totalmente inocente de esta potencial violación del reglamento antidopaje y confía en que la 'muestra B' le dé la razón y haga justicia en este caso tan desagradable".La nota señala que "tras no encontrar ninguna anomalía en todos los controles internos del conjunto y el ciclista declarase inocente, permanecerá siempre junto al ciclista apoyando su inocencia mientras no se demuestre lo contrario".El manager de Euskaltel, Miguel Madariaga, ha confirmado en Euskadi Irratia que pedirán el contraanálisis y ha mostrado su apoyo al corredor.Madariaga ha dicho que después de haber hablado tanto con Astarloza como con el médico del equipo es optimista, porque "no tenemos ninguna sospecha de él y por ello tenemos que estar a su lado".Recordemos que Astarloza ganó la decimosexta etapa del Tour, disputada entre Martigny y Bourg Saint Maurice, y se clasificó en undécima posición en la general y que la primera repercusión de esta decisión fue que no disputó la Donostia Klasikoa.

01/08/2009 10:59. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

orain



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris