Facebook Twitter Google +1     Admin

ORAIN KIROLAK.Noche mágica en San Mamés

20150815094307-athletic-baja-28-1.jpg

4 ATHLETIC: Iraizoz, De Marcos. Etxeita, Laporte, Balenziaga, San José, Beñat, Susaeta (Min. 85, Bóveda), Eraso (Min. 77, Gurpegi), Sabin Merino (Min. 66, Lekue) y Aduriz.

0 BARCELONA: Ter Stegen, Alves, Bartra, Vermaelen, Adriano, Mascherano, Sergi Roberto (Min. 60, Sergi Roberto), Rafinha (Min. 52, Iniesta), Messi, Pedro (Min. 71, Sandro) y Luis Suárez.

Goles: 1-0: Min. 13, San José; 2-0: Min. 53, Aduriz; 3-0: Min. 63, Aduriz; 4-0: Min. 68, Aduriz.

Árbitro: González González (Comité de Castilla y León). Por parte del Barcelona amonestó a Pedro (Min. 40), Ter Stegen (Min. 67), Mascherano (Min. 80) e Iniesta (Min. 91). Del Athletic vieron tarjeta amarilla Eraso (Min. 44), Beñat (Min. 45), Etxeita (Min. 72) y Susaeta (Min. 74).

Estadio:San Mamés.Lleno.Partido de ida de la Supercopa española.

MAUDILI PRIETO/Bilbo

El dia que el euskaltzale navarro Euken Arraiza nos dejaba de este mundo, el Athletic, 70 años después, volvió a humillar a los culés y a sacar la garra más euskalduna posible,con un Aduriz inconmensurable. Todo el mundo,antes de las 10 de la noche, andaba haciendo apuestas para ir con el resultado más digno a Barcelona, pero a la medianoche, los alrededores de San Mamés, desde Licenciado Poza a Sabino Arana, era una gaupasa de órdago. El Athletic destrozó al Barça con un 4-0 histórico. El inusitado número de balones perdidos por el Barça certifica el excelente trabajo colectivo desarrollado por el Athletic. Messi fue insuficiente en un equipo donde Ter Stegen fue un chulito de playa y un equipo de presuntos suplentes que demostró no servir para nada bajo la mirada desesperada de Luis Enrique. Después de un rondo interminable que dio inicio al duelo, el Barça no volvió a disfrutar de la posesión. Siete minutos de farsa catalan para que el Athletic ajustara posiciones y coordinara la presión. El Barça se fue hundiendo en sus propias mentiras en el juego.Iraizoz buscó en largo a Aduriz, demasiado largo, y su colega salió del área para impulsar de cabeza la pelota hacia el círculo central, donde San José, tras realizar el control, agarró un chutazo a bote inglés que atravesó todo el terreno catalán para incrustarse en la red. La ocurrencia del navarro dejó helado al Barça, que no levantó cabeza hasta su retirada al descanso. (1-0). Su propuesta habitual ni asomó, lo impidió la intensidad del anfitrión, que se fue creciendo a medida que iba ganando disputas. Mascherano no daba abasto en la medular. Merece comentarse el sacrificio de Susaeta y Sabin incisivos y siempre colaborando con los laterales, aunque la clave radicó en el tono general del conjunto que dejó a Iraizoz inédito hasta el golpe franco de Messi. La nulidad ofensiva del Barça se compensó tras el intermedio en un par de chispazos que hicieron temer un vuelco, abortado por el larguero e Iraizoz en la segunda aparición de Messi. Luis Enrique sacó entonces a Iniesta para consolidar la reacción y se encontró con un nuevo mazazo: robo, internada y centro templado de Sabin que Aduriz clavó superando a Mascherano en el salto. La afición pronto halló otro motivo para dar rienda suelta a la euforia que ya le embargaba viendo cómo el Athletic doblegaba a su bestia negra. Idéntica génesis, robo de Susaeta, centro e inteligente cesión de Eraso en el área para que Aduriz cruzase lejos del portero. Delirio, incredulidad: incluso rindiendo a gran nivel no es normal establecer semejante distancia en una final ante el campeón de todo. La faena aún tuvo su remate gracias a una valiente iniciativa del árbitro, que señaló un penalti de esos que se difuminan en la batalla campal que se desata al saque de un córner. Y rúbrica de Aduriz engañando a Ter Stegen con la lluvia refrescando los cuerpos de unos futbolistas que perseveraron para proteger su increíble botín, conscientes de que su estado de ánimo subsanaría el tremendo gasto que implicaba mantener a raya durante media hora más al Barcelona. Lo consiguió el Athletic, no hubo ni un solo remate dirigido al arco de Iraizoz, Messi continuó perdido y sin él ya se sabe que su equipo no es igual de intimidante y profundo. Valverde fue apuntalando un sistema de contención que no dejó un resquicio y el público no dejó de cantar, asistía a un partido soberbio que debe ser la llave que después de tantos años abra de una santa vez las vitrinas del club para recibir un trofeo que no entraba en ningún cálculo. Hoy, solo cabe pensar en que la insistencia a la que Valverde aludía la víspera para ponderar el talante de los suyos se traducirá el lunes en un título más que merecido y el martes la gabarra volverá a salir 31 años después y en el borde de los 32 de la peor catástrofe vivida por la ciudad. Fue una noche mágica (la primera) en San Mamés Barria.

EL HÉROE DEL PARTIDO:ADURIZ

Aritz Aduriz, que colaboró con un triplete, quiso rebajar la euforia desatada al advertir de que "todavía queda la vuelta en el Camp Nou y ganar el trofeo va a ser muy duro". Eso sí, el ariete subrayó la heroicidad que supone hacerle cuatro tantos al Barça. "Estamos muy satisfechos. Sabemos lo difícil que es ganarle al Barça, meterle cuatro es casi imposible. Pero todavía queda la vuelta, va a ser muy duro porque ellos son los mejores y son capaces de todo .Por ello,intentaremos ser nosotros mismos, meter algún gol y que no nos metan cuatro".

15/08/2015 09:43. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris