Facebook Twitter Google +1     Admin

ORAIN KALERA.Debate de Politica General CAV.Urkullu frena el autogobierno en favor de la economia mientras Bildu le pide que rompa con el Estado español

DEIAkoa
El lehendakari Iñigo Urkullu hizo de su intervención ayer en el pleno de Política General del Parlamento Vasco una constante apelación al pacto y al acuerdo y a la necesidad de mantener los consensos alcanzados durante esta legislatura “por el bien del país”. Todo apuntaba a que la oposición castigaría duramente su informe de gestión, como así sucedió especialmente desde las filas del PP y UPyD. Pero no todo fueron malas noticias para el jefe del Ejecutivo de Gasteiz, ya que la sesión plenaria le deparó el compromiso por parte de la nueva líder del PSE, Idoia Mendia, de que mantendrá el pacto de estabilidad que los socialistas firmaron con el PNV hace justo un año con una vigencia de hasta 2016.Mendia estrenó el cargo intentando marcar músculo especialmente en lo relacionado a políticas sociales y económicas. La nueva secretaria general de los socialistas vascos, elegida el pasado fin de semana en sustitución de Patxi López, acusó a Urkullu de dejar “en el cajón” muchas de las cuestiones reflejadas en dicho pacto. Pero no fue más allá en el empeño, contrariamente a lo que había dejado entrever los días anteriores, y aclaró que todo lo acordado entonces “sigue siendo válido”, aunque avisó de que debe reflejarse en los presupuestos y cumplir los plazos. En una misma frase despejaba dos dudas que quitan el sueño a Urkullu: le asegura la pervivencia del pacto y le guiña con la aprobación de las cuentas públicas.“Los socialistas construimos acuerdos que sean útiles a los ciudadanos. Vamos a evaluar esa utilidad. Y el balance que hagamos sobre los acuerdos pasados va a ser determinante para lo que hagamos en el futuro”, señaló la secretaria general del PSE, tras subrayar que el balance sobre creación de empleo por parte del Gobierno vasco es “pobre”. En el turno de réplica, el lehendakari admitió que pudiera haberse dado algún retraso en el cumplimiento del pacto económico con el PSE, pero reiteró su “compromiso y vocación” de desarrollarlo en su integridad y dio su palabra de que “imprimirá” más velocidad a sus acuerdos. “Queremos y creemos en este acuerdo”, zanjó Urkullu.No pararon ahí las buenas noticias porque también le llegaron desde un flanco inesperado. Fue el otro parlamentario que se estrenaba en este caso como portavoz de EH Bildu, Hasier Arraiz, el que tendió la mano al lehendakari para apoyarle si fuera preciso en la aprobación de los presupuestos de 2015. Así le ofreció una “opción real” de aprobar las cuentas de la CAV para el año que viene, aunque eso suponga cambiar la actual política económica del Gobierno vasco. “Sin posiciones maximalistas”, subrayó.Por lo demás, el discurso de Urkullu -y el del resto de los portavoces de los grupos políticos- discurrió por el carril previsto, monocorde, sin sobresaltos ni grandes novedades. Urkullu centró dos terceras partes de su discurso de 64 minutos, uno de los más breves que se recuerdan en un pleno de este tipo, a subrayar lo realizado en estos casi dos años de mandato en materia socioeconómica e incluso avanzar algunas medidas para impulsar la actividad económica, sobre todo la industrial. Se cuidó mucho de soliviantar a ninguno de sus rivales políticos, consciente de que la soledad de su gobierno en minoría requiere de una geometría variable para alcanzar pactos puntuales o de mayor alcance. Pero no pudo evitar entrar al trapo de los reproches de los parlamentarios Gorka Maneiro (UPyD) y Aran-tza Quiroga (PP), que afilan ya sus maquinarías ante la doble carrera electoral (elecciones municipales y forales en mayo, y generales en noviembre) que se avecina en los próximos catorce meses.Tras recordar que la CAV está comenzando a dejar atrás el signo negativo en lo económico y exhibir datos macroeconómicos que lo avalan, Urkullu subrayó que sus prioridades son el empleo y la recuperación económica, así como el mantenimiento de los servicios públicos fundamentales (educación, salud y servicios sociales).

El parlamentario de EH Bildu y presidente de Sortu, Hasier Arraiz, ha realizado un llamamiento a "una ruptura exquisitamente democrática" con España, porque el Estado "ni en 40 siglos" reconocerá el derecho a decidir de los vascos.En su intervención en el pleno de política general, Arraiz ha afirmado que el Estado español "no tiene intención de profundizar en el autogobierno", sino que quiere "volver a recuperar lo que nos dio en préstamo". "Vivimos en la época del derecho a decidir, en toda Europa y también en Euskal Herria y en Catalunya, aunque así no lo quiera la ceguera del Estado Español", ha añadido.En este sentido, ha señalado que en esta nueva etapa en la UE "va a ser asumido, cada vez de forma más natural, el derecho a decidir de cada sociedad, es decir, el principio democrático de que cada comunidad puede y debe decidir cómo organizarse internamente y qué relaciones desea tener con sus vecinos"."Y quien se posicione en contra aquí y en Catalunya, se quedará políticamente fuera de juego. Los unionistas de aquí recurren a acuerdos políticos hechos hace 40 años para rechazar el derecho a decidir, ahora en el que propio Estado español está vulnerando esos acuerdos con su involución", ha dicho.Por ello, ha considerado que "hoy queda más reforzada que nunca la necesidad de una ruptura exquisitamente democrática con ese Estado que ni en estos 40 años ni en otros 40 siglos va a tener disposición alguna a reconocer a Euskal Herria como sujeto de decisión".Hasier Arraiz se ha dirigido al lehendakari para reclamarle que "se desengañe" porque "la bilateralidad con Madrid es imposible, igual que la soberanía compartida". "Ellos nos niegan la soberanía como pueblo", ha destacado.En esta línea, ha pedido un "proceso constituyente en Euskal Herria", al igual que en Catalunya, "sin estar a la espera del Estado". Según ha asegurado, tendría que haber "tres procesos constituyentes, el de la Comunidad Autónoma Vasca, el de Iparrade y el de Navarra, con diferentes pasos y tiempos, con el fin de que los vascos puedan ser dueños de su propio futuro".A su juicio, "la ceguera política del Estado español se ha convertido en una máquina de hacer independentistas en Catalunya". En este sentido, ha considerado que éste está "en una involución general y a todos los niveles". "Se está desmontando el Estado de las Autonomías", ha apuntado.El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha advertido a la izquierda abertzale de que el PNV no va a ofrecer a los ciudadanos vascos "callejones sin salida" y ha defendido que el camino hacia el autogobierno debe ser "abierto", con una hoja de ruta en la que "no se pise nadie".Egibar ha realizado estas declaraciones en el pleno de política general que se está celebrando en el Parlamento vasco, donde ha criticado las "prisas" de EH Bildu a la hora de abordar el camino hacia una nuevo estatus para Euskadi."Que ahora les entren las prisas cuando la sociedad vasca ha estado 35 años esperando a que alguien pusiera el off la estrategia político-militar, y que de la noche a la mañana se nos diga que esto arranca de forma unilateral, impulsando una confrontación democrática", ha criticado.Tras afirmar que "la izquierda abertzale política se ha caracterizado por meter este pueblo una y otra vez en callejones sin salida", ha defendido que el PNV no va a ofrecer a los ciudadanos vascos "callejones sin salida" porque cree que el camino debe ser para andarlo. "La violencia es el callejón más claro y evidente que ha tenido este país", ha indicado.

26/09/2014 08:57. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris