Facebook Twitter Google +1     Admin

ORAIN KIROLAK.Superurdaibai

BEREZI ZERBITZUA

 “Hoy no hemos ganado nada”. El mensaje era claro y conciso. Para Jon Salsamendi endosarle diez segundos a Kaiku, el segundo clasificado, ya no es sinónimo de victoria. Y menos en La Concha, donde se vio ganador el año pasado y se tuvo que volver a Bermeo sin bandera. “Para mí ese es el titular de hoy: que no hemos ganado nada”. Todavía queda la mitad del trabajo, el decisivo, pero nadie puede arrebatarle a Urdaibai la satisfacción de haber volado ayer sobre la bahía donostiarra. Se esperaba un equipo motivado, hambriento, pero no esa máquina implacable que marcó el segundo mejor registro de la historia de La Concha. Diecinueve minutos, dos segundos y noventa y ocho centésimas. Casi un récord, una hazaña necesaria para empequeñecer la extraordinaria regata de Kaiku y Hondarribia. El domingo, en el mismo ring, se sabrá si ese margen sirve para ganar la bandera o si se queda corto.Donostia acogió a la tanda de los tres equipos vizcainos con un suave viento del este y una mar casi como un plato. Urdaibai cayó en la calle uno, la que todos querrían una hora después tras ver la regata. A su lado estaba Kaiku, que no dudó en echarse a la calle del vecino para refugiarse del viento. El pulso se mantuvo igualado hasta salir a mar abierta, pero Kaiku tuvo que alterar el rumbo para hacer la maniobra en su calle y al giro llegó con tres segundos de desventaja sobre los bermeotarras.La regata transcurrió como Jon Salsamendi esperaba: “Sí es cierto que Kaiku ha hecho bastantes más metros que nosotros en el primer largo. Evidentemente, querían arrimarse a nuestra calle, en la que había menos corriente y que estaba más protegida del viento. Mantener nuestra velocidad con los metros extras que ha hecho Kaiku, quieras o no, es un plus de gasto que a la vuelta se paga. A los niveles de equipos que estamos hablando, eso se paga”.Tras la ciaboga la Bou Bizkaia se encontró con espacio suficiente para dejarse llevar por el viento y la poca ola que se asomaba en Donostia. Gorka Aranberri, a quien se señaló en 2013 por el incidente con Hondarribia, leyó a la perfección la regata y guió a su equipo en un largo de ensueño. “Gorka ha hecho la regata perfecta”, explicaba ayer su entrenador, “estamos contentos porque todo lo que hemos hablado lo hemos hecho. Lo teníamos todo tan claro que a partir del minuto cuatro nos hemos quedado sin comunicación, no han existido los pinganillos, y todo lo ha hecho Gorka. La orden en el segundo largo no era hacer la diagonal que hemos hecho, sino dejar que el viento y la ola nos hiciesen esa diagonal, siempre y cuando el de la calle dos nos dejase”.Urdaibai no dio tregua y en meta se quedó a un suspiro del récord marcado por Castro en la edición de 2006 (18:59.94). Kaiku aguantó el tipo y, aunque firmó una gran actuación, a un abismo de Portugalete y Cabo, no pudo más que seguir la popa de los bermeotarras a diez segundos de distancia.Portugalete jugó sus bazas lo que los dos gallos de la tanda tardaron en salir a mar abierto. A partir de ahí le fueron endosando segundos que le dejarían en el quinto puesto de la regata. Javier González espera ahora que sus hombres se muestren ambiciosos en la segunda jornada: “Vamos a ver qué sensaciones tienen los chavales y, si tenemos un poquitín de suerte en la tanda con el sorteo de calles, vendremos con toda la ilusión a ver qué pasa. La verdad es que ser quintos con estos monstruos es para estar muy contentos”.En la segunda tanda, la poblada por cuatro botes guipuzcoanos, Hondarribia y Orio intentaron, por la calle uno y dos respectivamente, repetir el guión seguido por Urdaibai. Pero la regata de ayer exigía un alarde de vatios que ninguno de los dos equipos que comandan la Liga San Miguel pudo desplegar.En la ciaboga la Ama Guadalupekoa de Orbañanos ya aventajaba en seis segundos a Orio, pero su registro estaba todavía a dos segundos del firmado por Urdaibai. En tierra los delegados del club guipuzcoano se lamentaban porque una avería en el sistema del GPS impedía tener referencias fiables que enviar a su patrón. “Tenemos que funcionar a la antigua usanza”, decían.Con un tercio del segundo largo recorrido, el GPS volvió a la vida y evidenció que Hondarribia no podría dar alcance a los bermeotarras. Su tiempo en meta también fue peor que el de Kaiku. El domingo tendrá que exprimirse para hacer evaporar una desventaja de casi doce segundos. Más difícil lo tiene Orio, que partirá con una demora de más de diecinueve segundos.Una vez finalizada la segunda tanda, la sonrisa se instaló en el rostro de Agustín Aramburu. El presidente de Urdaibai no ocultaba que se daba por satisfecho con la renta conseguida por su tripulación: “Los tiempos de hoy los hubiésemos firmado, pero también hubiésemos firmado ganar por solo seis segundos. Ha salido lo que ha salido. La verdad es que nos ha ayudado un poco la calle. Es algo que nos ha favorecido. A Kaiku le hemos sacado cinco segundos nada más pasar la ciaboga, lo que nos ha permitido coger la calle que nos interesaba y ahí está el resultado”.Por delante queda ahora una semana que inspirará diferentes sentimientos en cada localidad. En Bermeo se respirará con más tranquilidad, con la única preocupación de que la mar no se presente el domingo muy movida. Cuantas menos cosas pasen, mejor. En Sestao y Hondarribia, por el contrario, el trabajo estará en mentalizarse de que diez y doce segundos no son un abismo, sino una distancia salvable. Y más si la naturaleza se alía con ellos para tender una emboscada a laBou Bizkaia.Todo es posible en una regata en la que cualquier detalle puede decidir a dónde viaja la bandera. Es por eso que Jon Salsamendi regresa a la premisa con la que iniciaba su análisis de la regata. “No es por desconfianza, es por la realidad. En La Concha hay muchos antecedentes que he vivido en carne propia. Lo viví en 2001, remando en Orio. En la primera jornada le metimos once segundos al segundo. En el minuto dieciocho de la segunda jornada estábamos por delante y en la meta no teníamos bandera. Hay mucho que remar. Nuestra misión no es ahora pensar si esta diferencia vale o no. Nuestra misión es ganar todavía más en confianza a sabiendas de que haciendo lo nuestro, como lo hemos hecho hoy, hemos sido los mejores. Tenemos también el antecedente del año pasado. Hoy no hemos ganado absolutamente nada”.

PRIMERA JORNADA

1. Urdaibai 19:02.98

2. Kaiku 19:13.52

3. Hondarribia 19:14.48

4. Orio 19:22.72

5. Portugalete 19:31.24

6. San Juan 19:37.74

7. Cabo 19:39.42

8. Donostiarra 20:30.02

TANDA 1 DE 2ª JORNADA

1. Portugalete

2. San Juan

3. Cabo da Cruz

4. Donostiarra

TANDA 2 DE 2ª JORNADA

1. Urdaibai

2. Kaiku

3. Hondarribia

4. Orio

08/09/2014 09:45. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris