Facebook Twitter Google +1     Admin

NI,ZU TA BIOK.Bilbo ha olvidado su alma.

MAUDILI PRIETO
Nada lejos de donde anda la sede de ORAIN,han encontrado un cadáver.No seria nada de extrañar si no fuera porque tras dos años y medio,Bilbo se acordó para mal de una de sus ciudadanas.De una de esas miles que caminan por nuestras calles.La paradoja es que durante 30 meses nadie la echó de menos salvo la comunidad en lo relativo a las cuotas de la escalera y a unas goteras en las que se intervino,pero nadie se percató del cuerpo putrefacto.En pleno puente de Reyes saltó la noticia.El cadáver de Trinidad Figueroa Brea fue localizado antes de fin de año en su domicilio de Bilbao La Vieja Kalea. Tumbada, boca arriba, en su cama. Según la autopsia realizada en el Instituto Vasco de Medicina Legal, la mujer, que este año hubiera cumplido 69 años, falleció «por causas naturales», pero el caso ha provocado estupor y,a quien les escribe,indignación.Trinidad llevaba desde abril de 2011 muerta muerta sin que nadie la echara de menos.A pesar de tener dos hijos,muchos pensaban que marchó a una residencia.Nadie la echó de menos.Dos arquitectos que examinaban el edificio en el que residía para unas obras se dieron cuenta y relataron asustados.De esta se salvaron un vecino, otros dos técnicos, un abogado y hasta un agente judicial que entraron en la vivienda.
Trinidad Figueroa estaba divorciada y se instaló en el número 25 de la calle mencionada hace más de dos décadas. Eligió el vetusto edificio para vivir junto a sus dos hijos, Alfonso y Lourdes. Aunque uno si reside en Bilbo,ellos no dijeron nada. Trini,que pasó por una crisis psiquiatrica no hacía muchos años atrás,fue olvidada por todos.
El bar 'Itxura',ubicado justo debajo de la vivienda que ocupaba 'Trini',pudo haber sido el punto del macabro hallazgo.Pero como el egoísmo de la Justícia-que autorizó la entrada al domicilio- y de los humanos fue resolver el problema del bar,nadie comprobó nada más que la propia averia.Se cumplió el derecho hasta cambiando la cerradura de la puerta.Pero se olvidaron de la olvidada. El destino quiso que, antes de fallecer, Trinidad se dejara la ventana de la cocina abierta y eso aireó el inmueble durante los primeros meses. «A partir del tercero un cuerpo inerte se seca y la peste desaparece», explican expertos en la materia. No se ha podido concretar la fecha exacta en la que Trinidad Figueroa pudo fallecer, aunque algunas fuentes señalan que pudo ocurrir a lo largo de 2011. El calendario y los alimentos de la cocina se frenaron en abril.
El hecho impactante es que nos estamos olvidando los unos de los otros.Que nos quedamos sin alma.Que mucho preocuparse de según que causas (inmigración,tercer mundo,...) pero nos hemos olvidado de las personas del día a día.Ya no es la poca vergüenza familiar de los dos hijos,sino de los vecinos,que nada dijeron,que nada hicieron y que solo se acordaron de ella para resolver sus problemas.¿No vieron un buzón desbordado de facturas?.Y de esos servicios sociales de Bilbo que se les puede escapar un caso,pero no de algo que fue controlado en su día.Bilbo se ha olvidado de su alma humana.¿Volvemos al pasado?.No sé,pero Bilbo y Bizkaia no pueden dejar de ser humanas con quienes conforman su transitar.Menos preocuparse de “solucionar” asuntos “exteriores” un par de calles más arriba de donde han encontrado a Trini y más invertir en aquellas personas que están con nosotros con todo el anonimato del mundo.
05/01/2014 11:08. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris