Facebook Twitter Google +1     Admin

M30 GREBA OROKORRA.Egun bat gure bizian

J.SALBADOR - J.BASTERRA | DONOSTIA-BILBO(Garakoak)                                                                                                     La sexta huelga general convocada en Euskal Herria desde que comenzó la crisis recabó ayer el apoyo de decenas de miles de ciudadanos vascos, que protagonizaron paros en sus centros de trabajo y, sobre todo, salieron a la calle para mostrar su rechazo a las actuales políticas de recortes de derechos sociales y laborales.Ese fue el clamor que se escuchó en Gasteiz, adonde se trasladó el acto central de la jornada con motivo de la celebración del pleno del Parlamento, para evidenciar la brecha que separa la mayoría sindical y la mayoría institucional. Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, Hiru y CGT-LKN y CNT y los representantes de los colectivos convocantes cifraron en 85.000 las personas que participaron en las movilizaciones celebradas al mediodía en las capitales, mientras por la tarde fueron convocadas marchas en más de 60 localidades, que reunieron también a miles de personas en demanda de un nuevo modelo económico y social.Con datos pormenorizados y desglosados, como en anteriores ocasiones, el secretario de Comunicación de ELA, Patxi Agirrezabala, y la secretaria de la Federación de Servicios Públicos de LAB, Arantza Sarasola, afirmaron que la huelga afectó al 60% -en concreto al 59,88%- de las 516 empresas industriales de más de 50 trabajadores analizadas de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. El paro total -superior al 70%- alcanzó a 211 empresas (el 40,89%). Destacaron las huelgas en empresas como CAF e Indar de Beasain o la cooperativa Orona de Hernani, mientras la planta de VW de Iruñea reducía su producción en un 33%. Michelin y Mercedes-Benz no secundaron la convocatoria. Además, junto al elevado volumen de empresas grandes que apoyaron la huelga, también hubo un gran número de medianas y pequeñas empresas que se adhirieron.En Nafarroa, fue especialmente importante en Bortziriak, seguido de Iruñerria, Sakana, Leitza y Baztan.Agirrezabala y Sarasola concluyeron que «el contraste de datos del sector industrial indica que la huelga general ha contado con un seguimiento generalizado, aunque desigual según las comarcas». Apoyaron las afirmaciones con los datos de más de 70 empresas importantes de las comarcas vascas donde se produjo un apoyo generalizado.Por sectores, la información facilitada confirma que en el sector de transporte de viajeros, el paro fue amplio. En Tuvisa, el 60%; en Eusko Tren, servicios mínimos; y en Metro Bilbo, la incidencia fue «significativa». En Construcción, calificaron la huelga de «casi total en obras en Gipuzkoa» y «de manera importante en Bizkaia y Araba, unido a que las cementeras han parado».

Servicios públicos

En servicios públicos, como Enseñanza, el seguimiento fue generalizado, aunque desigual por comarcas». El paro alcanzó el 70% en los centros públicos, «prácticamente a la totalidad de Haurreskolas». En los centros concertados, «la mayoría de ikastolas cerró sus puertas» y en el resto «ha sido importante, pero desigual». Enseñanza pública navarra paró un 28% en general, y el 61% en el modelo D hizo huelga. En la universidad, «el eco que ha tenido ha sido importante» y en Nafarroa «casi ha estado vacía».En ayuntamientos y diputaciones, el seguimiento fue «importante», aunque destacaron los de Gipuzkoa, «que prácticamente la totalidad se han sumado», así como en Bilbo. En la Administración autonómica «ha sido considerable», igual que «en el ámbito de Justicia». Admitieron que en Osakidetza la respuesta fue menor, por el alto nivel de servicios mínimos.Por último, los convocantes confirmaron que en los servicios privados la huelga fue significativa; lo mismo que en limpieza viaria, que en Gipuzkoa fue importante, aunque no en los servicios financieros.

Tensión y gritos para pedir «recortes en la Ertzaintza»

La jornada de huelga transcurrió sin incidentes de gravedad, aunque se produjeron cargas policiales y momentos de tensión en muchas localidades entre agentes policiales y piquetes, a alguno de los cuales no se permitió ni siquiera ocupar la acera, tal y como ocurrió en el barrio de Antigua de Donostia, donde los concentrados pidieron a gritos «recortes en la Ertzaintza». Al final hubo una quincena de detenidos -al menos trece en Nafaroa-, cincuenta identificados y cinco imputados -Donostia, Basauri, Getxo y Laudio-.También se produjeron los habituales momentos de tensión en cocheras y centros comerciales. En Donostia, la Ertzaintza detuvo a una persona en una protesta ante una ETT y en Laudio, otra fue imputada por «deslucimiento de bienes» por colocar pegatinas en un cajero. También fueron imputadas dos personas en Basauri y Getxo por «falta de respeto a los agentes». En Elizondo, se produjeron momentos de tensión con agentes de la Guardia Civil frente a un supermecado.Al margen de las movilizaciones, en Lemoa, la Ertzaintza afirmó que el responsable de una empresa del polígono industrial La Flecha fue golpeado en la cabeza con un cristal, aunque no sufrió daños de consideración, mientras en el polígono industrial de Betoño, en Gasteiz, resultaron quemados un camión de Fagor y varios contenedores. También se quemaron contenedores en Etxarri Aranatz, Altsasu e Iruñea.Asimismo, se produjeron actos de sabotaje en las líneas ferroviarias de Renfe, cerca de Agurain, y de Euskotren y Feve de Bizkaia -en la estación de Bolueta, en Bilbo, en Zaratamo y en Kastrexana-.En Gipuzkoa, hubo ataques a entidades bancarias, como en Hernani, donde se incendiaron los cajeros de Caja Laboral, Sabadell-Guipuzcoano y Kutxabank.En Iruñerria, al menos trece personas fueron detenidas por «desórdenes públicos» y la Policía efectuó varias cargas.

31/05/2013 08:42. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris