Facebook Twitter Google +1     Admin

NI,ZU TA BIOK.Dejar sembrar la semilla del odio.

MAUDILI PRIETO
Hay veces que a un servidor le puede más su alma de abogado o de empleado público que de periodista.Lo siento,el mundo es así.No lo digo por el tirador de Zalla,por el mal estado de la playa de La Arena ni tampoco por el ridículo que ha hecho ETB condenando al “Jonan de Baraka” a exponerse en el festival gasteiztarra de televisión para una serie que los estudios de Miramón jamás verá grabarse ni por el barullo electoral previo al 20-N de ZP.No,ni siquiera los indignados perroflautas me sacan del alma de periodista para ir a la de abogado o empleado de la Administración.Lo que me saca ese alma es que si alguien quería dar razones a las quejas de muchos sectores de la sociedad ha sido la Audiencia de Tarragona.No entro en la justicia de la sentencia emitida por la Audiencia,sino en sus consecuencias.Vayamos por partes.Primero los hechos.Resulta ser que la Audiencia ha absuelto al que fuera imán de Cunit (Tarragona) Mohamed ben Brahim, como así a su mujer,que en noviembre de 2010 fue condenado a un año de cárcel por un delito de coacciones graves contra la mediadora cultural marroquí contratada por el Ayuntamiento, Fátima Ghailan.Traducido significa que la Audiencia ha estimado los recursos de los acusados a la sentencia del juzgado penal número 2 de Tarragona, que también condenó a nueve meses de prisión al presidente de la Asociación Cultural Islámica Cunit, Abderramán el Osri, y a la hija del imán, Hafssa ben Brahim, a pagar una multa de 730 euros, además de a pagar 1.500 euros en concepto de daños morales.Según ha explicado la abogada de El Osri, Maria José Canals, la Audiencia considera que “no hay ningún hecho constitutivo de delito de coacciones y aprecia que los acusados ejercieron de forma legítima el derecho de petición, que permite quejarse del funcionamiento de un servicio público”.Atención,que la frase de mi colega tiene su miga.Es decir,no hicieron coacción alguna,sino se quejaron de como funcionaba un servicio público.Quedénse con esa idea.Pero la colega Canals no se queda aquí."Se ha hecho justicia, pero han sufrido un suplicio por el posicionamiento de la opinión pública difícil de reparar. Les han dicho de todo", afirma Canals, que lamenta el infundio de la primera sentencia y avisan que pedirán indemnización o perdón público a Ghailan.Juridicamente,le tengo que dar la razón a Canals,pero hay unos peros que tener en cuenta y eso nos lleva a un flashback en esta historia.Nos tenemos que remontar al 1 de julio del 2010.Los acusados fueron juzgados por amenazar y coaccionar desde finales de 2008 a una vecina musulmana, mediadora cultural del Ayuntamiento de Cunit. El juez del penal número 2 de Tarragona declaró probado que los condenados actuaron bajo "un plan premeditado de actuación para privar de tranquilidad a la perjudicada,con la intención de que abandonara su puesto de trabajo, independientemente de si pretendían imponer a una persona de su entera confianza”.El juez consideró que “se cometió un agravio contra la funcionaria en lo institucional, con las quejas y escritos públicos; en lo familiar, induciendo a su marido a que se casara por segunda vez; en lo personal, con el enfrentamiento verbal y físico en el que se amenaza incluso a los hijos de Fátima y en lo social, aprovechando los rumores entre la comunidad islámica para ejercer una mayor presión sobre la misma”.Pero el juez también,por la presión ejercida,condenó a la mujer del imán,que ahora es absuelta al no declararse probada su participación en la coacción contra la funcionaria de Cunit y que los hechos no fueron motivados por el hecho de que Fátima decidiera prescindir del uso del velo, ya que su decisión vino motivada por los rumores que circulaban en la comunidad islámica.Y todo este follón judicial más típico de una pelea de patios de vecinos en Rabat que de un pueblo catalán vino inducido por la entonces alcaldesa,Judith Alberich (PSC),la cual tildó de “problema personal” la cuestión entre el imán y la mediadora y,a pesar que partidos tan poco sospechosos de no ayudar a gente que trae problemas como son CIU,ERC e Iniciativa le pidieron a Alberich que dejara de lado el papel mediador del imán,ésta,con su imposición,lo mantuvo.
Visto el caso,ahora pongo el punto de mira en el artículo.Ante todo,que vaya recordado que ORAIN es el medio más ateo que se pueden encontrar en la prensa.Vamos a ver si nos aclaramos un poco.Resulta ser que hay un imán que no sabemos quien coño escoge que se impone en su comunidad musulmana.Que Fátima Ghailan es una marroquí que ha progresado y,de algún modo,se europeiza y encima consigue ser funcionaria municipal con el objetivo de poder explicar a sus paisanos como funciona el pueblo de Cunit,Catalunya y Europa.En estas que el imán,por motivos personales o en nombre de Alá,le hace la vida imposible.Y la alcaldesa,en plan perroflauta (será por eso que ya no lo es),defiende que este asunto no es suyo y deja tirada a la funcionaria ante un montón de personas que,no sabemos porque causa,la emprenden contra alguien que pretende (o al menos así aparenta) mantener el “orden constitucional” que impera en el Estado español y,mientras un juzgado reconoce el acoso,la Audiencia dice que aquí no ha habido nada.En otras palabras,de una sola tacada,me hago dos preguntas surrealistas pero reales.¿Cómo valora la comunidad musulmana en Cunit la filmografía de la actriz porno de origen marroquí Dalila?¿Y me podrían decir cuantas de sus mujeres saben catalán o tienen capacidad de entender dicho idioma?.
¿Verdad que parece un idiotez que pregunte ésto?.Pues no lo es.El que quiere algo,algo le cuesta y lo que aquí ha pasado es que a partidos xenófobos,vecinos que rechazan mezquitas,gente que se harta de ver colas ante Caritas cristianas o iglesias de personas con velo islámico,además de funcionarios que tienen plaza ganada por oposiciones que hacen su trabajo y se encuentran con muchos problemas al día con esta comunidad como con cualquier otra por hacer lo que ordenan los políticos que vienen 4 años y luego se van,resulta ser que la Audiencia ha abierto la puerta a que los conflictos internos de una comunidad religiosa o nacional,sea cual sea su índole,pueden convertirse en “quejas a la Administración”.Queja a la Administración es que haya enchufados que no hagan nada en todo el día,gente que va de culta y es una maleducada,personal que vive más por el partido que por el gobierno,empleados que se creen que llevan una placa de sheriff y parece el Western de ETB-2,etc,etc,etc.Pues no,queja a la Administración también es que le enseñes a una persona a convivir.No me extraña que luego existan leyes como en Pakistan que,por una supuesta blasfemia,puedan matar a una mujer.No me extraña que una iraní perdone al hombre que le desfiguró la cara con ácido si es el gobierno español quien paga la pensión.No discuto la resolución de la Audiencia,pero hay que empezar a pensar en aquellos que están sembrando la semilla del odio porque,día que pasa,más razones les empujan para seguir adelante.La justicia debe ser justa,pero si a los vascos se nos obliga a expresarnos en castellano porque el traductor de la Audiencia Nacional ni siquiera lo hace correctamente,¿por qué no convencemos a comunidades como la musulmana de que asuman los mismos derechos y deberes que el resto y si quieren fiestecitas propias que se las paguen ellos?.
03/08/2011 09:46. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

orain



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris