Facebook Twitter Google +1     Admin

FÉLIX MILLET ANOTÓ INGRESOS MILLONARIOS QUE GENERÓ EL GOBIERNO DE JORDI PUJOL

MAUDILI PRIETO
Hace tiempo,más allá del escándalo del PNV alavés,informámos de quien era el actual primer teniente de alcalde de Badalona,Fernándo Falcó.Pues bien,sus "amigos" no son precisamente unos santos.Y es que según han sabido los compañeros de "El Periódico de Catalunya",el antiguo máximo responsable del Palau de la Música Catalana,Fèlix Millet,registró en un resumen de ingresos del Palau pendientes de cobro partidas que debía recibir de la constructora Ferrovial, y vinculó dichos pagos con las obras de la línea 9 del metro y de la Ciutat de la Justícia de Barcelona. Estas dos obras públicas fueron adjudicadas por los últimos gobiernos de Jordi Pujol, con el convergente Felip Puig como conseller de Obres Públiques, a una unión de empresas en la que Ferrovial participaba con el 20%. Con posterioridad, el Palau traspasó parte del dinero recibido de Ferrovial a la fundación de Convergència Democràtica (CDC), entonces llamada Trias Fargas y ahora rebautizada como Catdem. Así consta en documentos en poder de la justicia y de Hacienda a los que ha tenido acceso el rotativo catalán y que sólo confirman viejas sospechas de ORAIN.Los Mossos se incautaron de esos papeles en el despacho de Millet durante el registro efectuado en el Palau el pasado 23 de julio por orden del juez Juli Solaz, que investiga el saqueo de la entidad cultural y que los remitió a la Agencia Tributaria para su análisis.Los agentes hallaron una carpeta con documentos mecanografiados relativos a Ferrovial, la principal patrocinadora del Palau en los últimos 10 años, periodo en el que aportó unos 8,5 millones de euros. Ferrovial ejecutó también las obras de la ampliación del coliseo modernista, que finalizó en el 2004.Una de las anotaciones de Millet, fechada el 27 de julio del 2004, expone bajo el título «Resumen pendiente de cobro (GPO)» los saldos en Caja Madrid y en Caixa Manresa (555.109.196 pesetas) y a continuación las partidas «Ferrovial 2004 Línea 9 (pendiente), 46.700.000 pesetas» y «Ferrovial 2005 a 2008 (Ciutat Judicial-Línea 9) (43,1x4), 172.400.000 pesetas». Estas dos últimas partidas suman 219 millones de pesetas, es decir, 1,3 millones de euros. A pesar que el euro llevaba más de dos años en circulación, era habitual en el clan Millet hacer las cuentas internas en pesetas.
Un documento anterior, del 8 de julio del mismo 2004, registra contabilidad interna sobre el superávit de las obras de ampliación del Palau, realizadas por Ferrovial, así como varios «cobros pendientes». El escrito especifica que el superávit sería de 555 millones de pesetas y añade tres apartados pendientes de cobro. Uno indica: «Ferrovial (2004/2008) Línea 9: 124.956.265 pesetas». Y a continuación desglosa: «Anual x 5 = 124.956.265 pesetas».Las obras de ampliación del Palau fueron subvencionadas por el Gobierno central. En un apartado de facturas pendientes se incluye: «cobro Ministerio: 600.000.000».Ferrovial ha trabajado en la construcción de la L-9 y de la Ciutat de la Justícia. Participó con otras compañías en uniones temporales de empresas (UTE). El Govern de CiU adjudicó el 31 de julio del 2001, a través de la empresa pública Gisa, por 389 millones de euros, los tramos tercero (Zona Universitària-Sagrera) y cuarto (Bon Pastor-Can Zam) de la nueva línea del metro a la UTE formada por FCC, Copcisa, OHL, Ferrovial y Copisa (esta última también promotora del Palau). Casi dos años después, el 27 de marzo del 2003, unos meses antes de que los nacionalistas perdieran la Generalitat a manos del tripartito de izquierdas, el Govern otorgó al mismo conglomerado de empresas las estaciones de un tramo, la vía y la catenaria por 190 millones de euros. La Ciutat de la Justícia fue adjudicada el 15 de julio del mismo año a otra UTE, en la que también figura Ferrovial, por 263 millones de euros. Otros documentos confiscados por los Mossos indican el destino de parte del dinero que Ferrovial aportó al Orfeó Català y a la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música. Una libreta manuscrita encontrada en el despacho de Gemma Montull (exdirectora financiera del Palau) indica: «Dinero recibido Ferrovial (120.202,42 € efectivo)». Y a renglón seguido añade: «(60.101,21 € FUND. pagar Trias). (¿Se puede pagar directam. de la cta. ORFEÓ? Contrato O.C.) Sí». Otro apunte: «En el mes de mayo se ha de efectuar pago de 60.000 € a Fund. Trias Fargas (esperar cobrar [de] Ferr[ovial])».Pero en el registro se hallaron más papeles. Entre ellos, varias facturas giradas por el Orfeó Català a la constructora Ferrovial por el patrocinio de conciertos. En una de ellas, fechada el 2 de mayo del 2005 y por valor de 209.152,21 euros, figura escrito a mano: «10 Fund (pagar Trias Fargas)» y «20 metálico (OC)». Y debajo: «OK».
Este reparto también queda reflejado en recibos emitidos por el Orfeó Català. Entraba el dinero de Ferrovial y el mismo día era destinado a diversos pagos. El 30 de mayo del 2005, el Orfeó pagó al Palau 120.303,63 euros procedentes de Ferrovial, y ese mismo día entregó 60.000 euros a la Fundació Trias Fargas en virtud del convenio que había firmado el mismo Millet. La numeración de ambos cheques es correlativa. Ferrovial y el abogado de Millet rehusaron comentar esta información.
Esta situación ha conllevado que los tres grupos del Gobierno catalán han amenazado, con mayor o menor intensidad, con promover una comisión de investigación en el Parlament tras conocerse los ingresos millonarios que el expresidente de la fundación Orfeó Català-Palau de la Música Fèlix Millet anotó por obras públicas adjudicadas por los gobiernos de CiU.Los socios del tripartito difieren, sin embargo, en los tiempos. ICV-EUiA ha instado a solicitar de inmediato la constitución de la comisión, mientras que el PSC y ERC son partidarios de esperar acontecimientos,sobretodo ERC al que le conviene proteger intensamente a los convergentes por otros asuntos internos. Los socialistas quieren escuchar antes las explicaciones del líder de CiU, Artur Mas, mientras que los republicanos prefieren que primera la justicia dicte sentencia sobre el caso, aunque advierten de que si no lo hace antes del verano, promoverán la comisión.En todo caso, la propuesta de comisión de investigación choca con un obstáculo importante. El actual periodo de sesiones del Parlament finaliza a mediados de julio y podría no abrirse otro hasta después de las elecciones de otoño. Según el reglamento de la Cámara, se requieren el aval de tres grupos parlamentarios o un tercio de diputados (45) para que una comisión vea la luz. El tripartito tiene votos suficientes para forzarla, pero con los comicios autonómicos en el horizonte, el recorrido de la comisión sería incierto.De momento, Iniciativa ya ha planteado la idea a sus socios. La portavoz ecosocialista en el Parlament, Dolors Camats, ha justificado que los indicios son “suficientemente graves” como para actuar políticamente sin esperar a la sentencia judicial.A su juicio, CiU debe explicar si se ha producido una “utilización del Palau de la Música como instrumento de financiación ilegal” de Convergència. Sin embargo, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha echado el freno y ha instado a Mas a “romper su silencio” sobre el caso Millet ante los datos “de extrema gravedad” conocidos hoy.El caso Millet puede convertirse en el caso Convergència y puede ser el mayor escándalo de corrupción política de los últimos 30 años en Catalunya”, ha asegurado el dirigente socialista.
Por su parte, la portavoz parlamentaria de Esquerra, Anna Simó, ha dado a CiU un ultimátum para no respaldar la comisión. Sobretodo Simó querrá evitar descubrir a algunos miembros del partido que se arrastran por los suelos con CIU.Si la justicia no dicta sentencia antes de que termine el actual periodo de sesiones de la Cámara, forzarán la comisión. “Esto solo es la punta del iceberg”, ha afirmado.Por lo pronto, los republicanos han anunciado que solicitarán a la Sindicatura de Comptes que revise las cuentas de GISA, la empresa que gestiona la obra pública de la Generalitat. El PPC y Ciutadans no han concretado cuál será su posición, pero también han respaldado que CiU dé explicaciones en el Parlament por su relación con el caso Millet.Antes de que se pronunciase el tripartito, CiU había minimizado la información al asegurar que no aportaba “nada nuevo” a la investigación. El número dos de CDC, Felip Puig, conseller de Obres Públiques cuando se realizaron los pagos, se ha limitado a denunciar que vincular su cargo público en el pasado con las irregularidades cometidas por Millet es un ejercicio de “mala fe”. Puig ha asegurado que Convergència aportó desde el primer momento, “con toda transparencia”, la información relativa a los ingresos de su fundación, hoy llamada CatDem, que llegó a cerrar siete convenios con el Orfeó.En la misma línea se ha expresado el portavoz parlamentario de CiU, Oriol Pujol: “No es una noticia nueva. Hace tiempo que se intenta poner sobre la mesa una relación de Convergència con el caso Millet que no es cierta”.Pujol sí lamentó que la información haya aparecido el mismo día que el Palau de la Música conmemora el 50° aniversario de los conocidos como Fets del Palau,donde su padre,Jordi Pujol,se sublevó contra el gobierno español legitimamente establecido (en Euskalherria fue una invasión,pero en Catalunya habrá que revisar la historia).

19/05/2010 16:39. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

orain



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris