Facebook Twitter Google +1     Admin

MÁXIMA TENSIÓN EN LA SEDE DE EITB EN BASURTU

20091201112126-import-5743347-11.jpgLa televisión plural y abierta que prometieron los actuales rectores de EITB se ha convertido en el detonante de muchas fricciones entre el Gobierno y la oposición. La lista de acusaciones y quejas hacia la dirección del ente es amplia. El último renglón de esa relación se escribió, con letras bastante gruesas, en el Consejo de Administración celebrado el pasado martes por la tarde. Según ha confirmado este periódico con algunos de los asistentes, muchos de ellos salieron asustados de la tensión que destiló el encuentro, una tensión que se originó mientras Miguel Ángel Idígoras, director de ETB, explicaba la nueva programación y la correspondiente a la inminente Navidad. El tono que varios de los consejeros presentes percibieron en Idígoras y el contenido de una de sus respuestas, que interpretaron como una clara desconfianza hacia los miembros del Consejo o al menos hacia algunos de ellos, estallaron en una agria polémica.El momento más álgido llegó cuando el máximo responsable de la televisión vasca utilizó su turno de palabra -destinado a explicar la nueva programación y la especial de Navidad- para censurar una intervención previa de un consejero nacionalista, que había solicitado explicaciones a la dirección por la caída de audiencia acumulada de ETB-1. Idígoras manifestó, siempre según la versión recogida por ORAIN, que dicho consejero había omitido, "consciente o inconscientemente", incluir entre los nuevos programas de refuerzo del primer canal la emisión de un nuevo informativo. Seguidamente, comenzó a presentar los cambios previstos en la nueva programación. Idígoras puntualizó que no sería muy explícito en estas informaciones ya que la competencia siempre está ahí de cara a contraprogramar.El tono especial que algunos de los presentes intuyeron en esta última declaración, sumado a lo que propiamente decía, invitaron a pensar a varios consejeros que el director de ETB desconfiaba de parte de los presentes (consejeros todos de EITB). El representante nacionalista aludido por Idígoras, replicó al director con firmeza y cierta dureza. "Usted viene aquí a informar, no a determinar ni las intenciones ni los criterios de actuación de los miembros de este consejo". También le recriminó el tono de desconfianza que él notó en su intervención. "Quienes aquí estamos hemos venido con la camiseta de EITB, refrendada por el nombramiento del Parlamento. Esto ni es una rueda de prensa ni es la competencia, es el Consejo de Administración de EITB y no es tolerable que se oculte información bajo pretextos tan desacertados que sólo pueden darse o por su bisoñez o por su prepotencia", fueron las palabras, casi textuales, que dedicó dicho representante al dirigente de la televisión.Para esas alturas, la reunión había elevado bastante el tono y las formas, algo que no pasó desapercibido para nadie. Tal es así que el portavoz del grupo socialista, en un claro intento por apaciguar la situación y atemperar el ambiente, se sumó a la consideración de que la intervención del director de ETB había sido desacertada. "Usted no habla para la competencia sino para su Consejo de Administración", corrigió. No fue la única polémica de la tarde. Miembros del Consejo criticaron la presencia en el mismo tanto de Idígoras como de Patxi Arratibel, director de Estrategia y Relaciones Externas de EITB. Según los estatutos, ninguno de ellos debe estar en el Consejo de Administración; sólo si éste lo aprueba, algo que no había sucedido previamente. Se votó en ese momento y se acordó que estuvieran para exponer el punto dedicado a la programación de ETB. Terminado este punto y la polémica que suscitó, se pidió que abandonaran ambos el encuentro. Lo hicieron, pero esta petición también levantó comentarios y protestas de otra parte del consejo. Finalmente sí se fueron. Toda esta tensión, según explican fuentes cercanas al Consejo, no nace de la nada. Viene motivada por el hecho de que la dirección de EITB no ofreciera información ni respuesta al amplio listado de solicitudes y quejas presentadas por varios consejeros. Por ejemplo, el Consejo de Administración de EITB no ha recibido hasta la fecha información sobre la comisión de seguimiento del Contrato Programa. Esta comisión es especialmente importante dado que sería la que habría tomado la decisión de no poner en marcha el nuevo canal ETB-4, cuyo lanzamiento estaba previsto para el presente mes de noviembre. Hay más. A pesar de las reiteradas declaraciones públicas a favor de la programación en euskera y la prioridad que se decía se iba a conceder a ETB-1, la realidad no concuerda por ahora con las intenciones. Los resultados de audiencia demuestran la desatención que la dirección muestra por ETB-1, valora un experto. La dirección de ETB ha sido incapaz hasta la fecha, no sólo de revertir esta situación, sino de presentar una única medida que pueda reforzar su programación, un hecho que preocupa, y mucho, a los miembros del Consejo.También han sido muchas las quejas y fricciones generadas por la nueva línea editorial de los informativos de EITB. Los partidos políticos de la oposición se quejan, con datos en la mano, de que tras la censura a todo el conjunto de la denominada izquierda abertzale se está extendiendo en realidad a todos los partidos abertzales. Los informativos de ETB ofrecen un doble seguimiento de la actualidad política a los socialistas y populares, dado que otorgan la misma importancia al seguimiento de la actualidad política en España que en Euskadi. La desproporcionada presencia del PSE-PSOE y del PP en los informativos diarios tiene soliviantada a la oposición, tal como aseguran fuentes consultadas cercanas al Consejo.Relacionado con este último, el tratamiento de la actualidad institucional en Euskadi también ha contribuido a elevar la tensión del Consejo. La queja formal presentada por los alcaldes de Bermeo, Ondarroa, Santurtzi y Mundaka con motivo del seguimiento informativo del secuestro del Alakrana ha sido el último episodio. La dirección de EITB pretendió solventar la cuestión aduciendo un "fallo técnico", pero la presencia diaria de los representantes del Gobierno vasco contrasta con la ausencia total de atención a las iniciativas adoptadas por las Diputaciones Forales, según ejemplifican las mismas fuentes. Ayer mismo un nuevo "fallo técnico" impidió escuchar unas declaraciones del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, en el informativo de ETB del mediodía.Otro termómetro de la excepcionalidad de la reunión del pasado martes fue la duración de la misma. Arrancó a las 16.30 horas y concluyó pasadas las 20.30 horas, algo nada frecuente. Cuentan algunos de los presentes que la reunión resultó tan controvertida que impidió la presencia de Alberto Surio, director general de EITB, en un acto público que se celebraba en la sede del ente y en el que estaba Patxi López (la entrega de los premios de literatura vasca). El acaloramiento del debate y lo que pudiera pasar aconsejó a Surio a permanecer al frente de la reunión hasta el final de la misma. Toda esta situación confirma lo que viene advirtiendo ORAIN y es que los cambios en EITB llegarán a extremos impensables.
01/12/2009 11:21. ORAIN-Euskal Aldizkaria Katalunian #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

orain



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris